«Monstración»: la marcha del absurdo

El 1ero de mayo de este año 2016 coincidieron en Rusia dos celebraciones importantes: el Día Internacional de los Trabajadores y la Pascua. Esto de por sí ya es interesante porque el primer festejo está fuertemente asociado al socialismo que gobernó el país hasta hace un par de décadas, mientras que el segundo estuvo tácitamente prohibido durante esa época.
Pero como si fuera poco, hay un tercer evento que tuvo lugar en este día: la «Monstración» (Монстрация, juego de palabras que deriva de “Manifestación” para terminar sonando a algo relacionado con “monstruo”). Se trata de gente -principalmente jóvenes- que se reúne en diferentes ciudades con pancartas y disfraces -aparentemente- absurdos, y que, aplicando muchas veces la ironía, entona cánticos y marcha con sus creaciones por una ruta bien definida por las autoridades locales.
Gente en la Monstratsiya

El creador de esta locura es el artista y activista ruso Artyom Loskutov, quien organizó el primer encuentro en la ciudad siberiana de Novosibirsk en el 2004, y a partir de ese momento se ha repetido cada año, sumando diferentes puntos del país cada vez.
Cartel en la Monstratsiya
Los textos que se leen en los carteles pueden ser bastante difíciles de entender para los extranjeros, ya que hay juegos de palabras, referencias puntuales que tal vez desconocemos, mensajes entre líneas, protestas encubiertas, o simplemente frases sin ningún sentido. Algunos ejemplos: “Este es un cartel inteligente“, “Paz, trabajo, Wi-fi“, “Las pavadas son importantes“, “Mejor vayan a trabajar“, “Luego“, entre otros.
Cartel en la Monstratsiya
Cartel en la Monstratsiya