«Monstración»: la marcha del absurdo

El 1ero de mayo de este año 2016 coincidieron en Rusia dos celebraciones importantes: el Día Internacional de los Trabajadores y la Pascua. Esto de por sí ya es interesante porque el primer festejo está fuertemente asociado al socialismo que gobernó el país hasta hace un par de décadas, mientras que el segundo estuvo tácitamente prohibido durante esa época.
Pero como si fuera poco, hay un tercer evento que tuvo lugar en este día: la «Monstración» (Монстрация, juego de palabras que deriva de “Manifestación” para terminar sonando a algo relacionado con “monstruo”). Se trata de gente -principalmente jóvenes- que se reúne en diferentes ciudades con pancartas y disfraces -aparentemente- absurdos, y que, aplicando muchas veces la ironía, entona cánticos y marcha con sus creaciones por una ruta bien definida por las autoridades locales.
Gente en la Monstratsiya

Leer la nota completa

Rúsica #6: Bizarros

Lo admito, soy fanático de productos musicales de mal gusto, algunas veces hechos por gente común que carece de talentos convencionales (o de cualquier tipo), otras pensados por profesionales de lo bizarro. Si la canción viene con video al mismo nivel, entonces me resulta más interesante aún :)

De por vida le estoy agradecido a Rusia por la cantidad de marginales artísticos que ha dado y que siguen apareciendo.

A los que no tengan tolerancia a las voces desafinadas, composiciones mediocres e imágenes sin sentido, les prometo que la próxima nota que escriba va a abarcar algún tópico serio, pero por el momento pueden curiosear esto:
Leer la nota completa

Latinoamericanos en Rusia: salsa, bachata y estereotipos

De los estereotipos no se escapa nadie en el mundo, y en el caso de América Latina en particular se da este fenómeno de que mucha gente de otros continentes nos ve como un bloque uniforme donde todos los países se parecen demasiado como para andar distinguiéndolos. Así que ahí es donde -por ejemplo- tanto argentinos, como chilenos, mexicanos y peruanos, terminamos siendo personas que bailan salsa perfectamente, que siempre sonríen, que viven sin preocupaciones, que andan siempre de fiesta, que comen mucho picante, que son calientes, algo perezosos, muy apasionados y coloridos.
Leer la nota completa

Aprendiendo el idioma ruso

Este apasionante idioma eslavo tiene un grado de dificultad bastante alto, así que quienes lo hablamos/estudiamos -en general- lo hacemos por un motivo particular y, honestamente, me sobran los dedos de una mano para contar la cantidad de extranjeros que he conocido que lo dominan o que al menos tienen un muy bien nivel.

Quien decide aprender ruso primero tiene que enfrentarse a un alfabeto diferente (el «cirílico»), incorporar un par de sonidos nuevos, agregar un género extra (el neutro), y prepararse para entrar en un mundo gramatical que difiere bastante del propio (esto es para los que tenemos una lengua romance como nativa, aunque aplica a los de otros grupos lingüísticos también).

Libros de ruso
Leer la nota completa

Notas más recientes   Notas anteriores