Rusos que estudian español

La popularidad del idioma español en Rusia es notable. Los motivos que llevan a la gente a estudiar esta lengua son por supuesto muy variados, multiplicándose además por la cantidad de países de habla hispana. He oído sobre razones típicas, y también las hay raras, pero tal vez la más llamativa sea: Natalia Oreiro. Es que, complementadas por series como «Rebelde Way», el impacto “inspiracional” que han tenido sus novelas -especialmente en las chicas- es impresionante (más sobre este tema acá). Fuera de broma, Nati hace tiempo que se ha convertido -involuntariamente- en una embajadora del castellano (sobre todo rioplatense) en Rusia.

Extracto de un libro de español para extranjeros donde,
además de chistes sobre argentinos,
cuentan que tenemos fama de engreídos.

Si bien muchos rusos no coincidirán con esta afirmación, mi percepción es que para ellos no es tan difícil aprender español. He sido testigo de casos en los que en menos de un año llegaron a hablar bastante bien. Obviamente hay gente con talentos diferentes, pero en general esa es mi sensación. Más de una vez pasa que te dicen con timidez: “hablo muy poco”, pero ante un poco de insistencia queda en evidencia que lo pueden hacer bastante bien. Esto se debe un poco a la exigencia tanto propia como del sistema de formación. La contracara es que otras veces te dicen que entienden todo pero no es así (cuestiones del orgullo ruso).

Con conocimiento de causa puedo decir que en general estos son los problemas más típicos que enfrentan los rusos durante el aprendizaje de nuestra lengua:

  • Los artículos
    Debido a que en ruso no existen, es un tema crítico incluso para estudiantes avanzados. No ayuda el hecho de que nuestra lógica no coincide necesariamente con la del idioma inglés.
  • Los modos y tiempos verbales
    La lógica rusa difiere muchísimo de la nuestra en cuanto a este tema. Los diferentes pretéritos que tenemos generan algunas dudas (sobre todo porque a veces el límite entre uno y otro es difuso y, seamos honestos, cada país hispanohablante tienes sus preferencias en cuanto a cuándo aplicarlos), pero definitivamente es el concepto y uso del modo subjuntivo el que les complica la existencia.
  • Ser, estar y otros verbos de uso habitual
    No solamente a los rusos les lleva tiempo incorporar el concepto de ser/estar (hay contados idiomas en el mundo que lo tienen), por eso puede llegar a confundirlos seguido.
    Otra dupla que causa algunos problemitas es saber/conocer, porque en ruso se resumen en un verbo.
  • La pronunciación
    Si bien no es tan importante (porque está claro que lograr un buen acento en cualquier idioma no es cosa fácil), hay sonidos particulares que presentan mayor dificultad, como por ejemplo algunas consonantes, entre las que se destacan las erres (suave/fuerte), la “d“, la “t” y la “p“.
  • Las oraciones condicionales
    Bueno, qué decir, si hasta muchos nativos se equivocan cuando las dicen. ¿Nunca escucharon a alguien comenzar una oración condicional con -por ejemplo- “Si hablaría…”? Un horror.
    Quedan perdonados los rusos :)