Gente

Diana Shurigina y la discusión sobre el abuso sexual

Es la primera nota que escribo en este 2017 y parece que no fui yo el que eligió este tema, sino que él me encontró a mí, más que nada porque toca una cuestión sensible que se discute mucho en Argentina y no podía no sentarme a darle forma a esta información para aportar un ejemplo de cómo se puede llegar a abordar asuntos como este en Rusia.

Hace algunas semanas irrumpió en los medios el caso de una adolescente de nombre Diana Shurigina, de 17 años de edad, que llevó a juicio a Sergey Semionov, de 21, por supuestamente haberla violado en una fiesta de cumpleaños. Esto aconteció el año pasado en Uliánovsk, a unos 800km al este de Moscú, y podría haber quedado en el olvido -como la mayoría de los sucesos de este tipo en este país, más que nada porque no se discuten ni tienen un fuerte impacto-, pero gracias a un Talk Show llamado «Que digan lo que quieran» («Пусть говорят») el tema explotó.

Diana muestra cómo eran las medidas de vodka que tomó en la fiesta. [Captura de pantalla – Youtube]

Leer la nota completa

La euro-renovación de viviendas

Que la gente decida reacondicionar sus viviendas no tiene nada de llamativo, pero si a la denominación de ese proceso se le agrega el prefijo “euro” ya entramos en un clásico ruso: la mirada hacia Europa como referencia de calidad (algo que ya había mencionado, y que en Argentina se da también).

La modernización de viejos departamentos soviéticos está a la orden del día; a veces dada por la necesidad real de infrastructura, por el deseo de hacer una redecoración total, o, como en muchísimos casos, para mejorar las posibilidades de alquilarlo o venderlo por más dinero.

Sucede algunas veces al ingresar a un edificio antiguo, que al mirar un poco alrededor se nota que el estado general del mismo está lejos de ser óptimo, pero una vez dentro del departamento todo está nuevo y en el típico estilo occidental. Es ahí cuando se dice que tiene hecha la mágica “euro-renovación” (евроремонт).
Leer la nota completa

Día de la Victoria

Ir caminando por la ciudad y a unos diez metros de distancia ver tanques pasar no es algo que ocurra habitualmente en un territorio que no está en guerra, pero eso fue lo que me pasó hace unos días. Por suerte sabía que se acercaba el desfile del «Día de la Victoria» (День Победы), que se celebra cada 9 de mayo para conmemorar el triunfo de la Unión Soviética y los Aliados sobre la Alemania nazi en el año 1945, así que no me asusté y simplemente me acerqué a curiosear.

Leer la nota completa

«Monstración»: la marcha del absurdo

El 1ero de mayo de este año 2016 coincidieron en Rusia dos celebraciones importantes: el Día Internacional de los Trabajadores y la Pascua. Esto de por sí ya es interesante porque el primer festejo está fuertemente asociado al socialismo que gobernó el país hasta hace un par de décadas, mientras que el segundo estuvo tácitamente prohibido durante esa época.
Pero como si fuera poco, hay un tercer evento que tuvo lugar en este día: la «Monstración» (Монстрация, juego de palabras que deriva de “Manifestación” para terminar sonando a algo relacionado con “monstruo”). Se trata de gente -principalmente jóvenes- que se reúne en diferentes ciudades con pancartas y disfraces -aparentemente- absurdos, y que, aplicando muchas veces la ironía, entona cánticos y marcha con sus creaciones por una ruta bien definida por las autoridades locales.
Gente en la Monstratsiya

Leer la nota completa

Latinoamericanos en Rusia: salsa, bachata y estereotipos

De los estereotipos no se escapa nadie en el mundo, y en el caso de América Latina en particular se da este fenómeno de que mucha gente de otros continentes nos ve como un bloque uniforme donde todos los países se parecen demasiado como para andar distinguiéndolos. Así que ahí es donde -por ejemplo- tanto argentinos, como chilenos, mexicanos y peruanos, terminamos siendo personas que bailan salsa perfectamente, que siempre sonríen, que viven sin preocupaciones, que andan siempre de fiesta, que comen mucho picante, que son calientes, algo perezosos, muy apasionados y coloridos.
Leer la nota completa

Algunas cosas que extraño de Argentina

Si -como dicen- viajar te abre la cabeza, pienso que estar un tiempo considerable fuera del propio país te da vuelta casi todos los órganos vitales. Claro que cada persona lo vive a su manera, pero si uno se abre al nuevo contexto, entonces puede pasar que se alteren las prioridades, que se formen nuevas perspectivas, que se transformen otras existentes, que cobren importancia detalles insignificantes, que se reacomoden los vínculos con la gente, etc.

Contemplando el paisaje en Mendoza Leer la nota completa

Notas anteriores