Notas

Todas las notas que escribí.

Algunas cosas que extraño de Argentina

Si -como dicen- viajar te abre la cabeza, pienso que estar un tiempo considerable fuera del propio país te da vuelta casi todos los órganos vitales. Claro que cada persona lo vive a su manera, pero si uno se abre al nuevo contexto, entonces puede pasar que se alteren las prioridades, que se formen nuevas perspectivas, que se transformen otras existentes, que cobren importancia detalles insignificantes, que se reacomoden los vínculos con la gente, etc.

Contemplando el paisaje en Mendoza Leer la nota completa

La escena tanguera en Rusia

A pesar de haber vivido siempre en Buenos Aires, ironicamente la primera vez que intenté aprender algunos movimientos tangueros fue hace unos años atrás en Moscú. En ese tiempo una amiga organizaba milongas en esa ciudad y pensó que sería interesante para los participantes poder interactuar con un argentino, aunque no supiera ni dar los pasos de principiante. Me negué un par de veces, imaginando lo incómodo que me sería repetir constantemente “sí, soy de Buenos Aires, pero no sé bailar tango“, pero al final acepté, la pasé muy bien con la gente, y hasta tomé mi primera clase introductoria.
Leer la nota completa

El metro de Moscú

Dado el tamaño de la capital rusa, y considerando el nivel de embotellamientos que se suceden día a día en la misma, el metro de Moscú (Московский метрополитен) es una opción más que práctica (y rápida) para moverse de un lugar a otro. En lo personal, no puedo dejar de asociarlo con incontables momentos vividos en esa ciudad que tanto quiero.

Logo del metro de Moscú

No se trata solamente del transporte que eligen millones de personas por día, sino también de un gigantesco museo subterráneo latente donde en cada estación podemos encontrar diferentes piezas artísticas, variando entre lo exageradamente soviético y lo moderno ruso.

Leer la nota completa

Arte a cielo abierto

Soy de los que piensan que el arte no debería ser elitista, que cualquier persona tiene derecho a crear y, que para ser espectador, solamente hay que tener curiosidad. Me encanta descubrir lo que hace la gente que no se considera artista, porque en general me resulta más espontáneo y natural.

Caminando por las calles, parques y jardines de Rusia es posible encontrar muestras de una expresión creativa que tiene como autores a gente común, anónimos que no graban sus nombres en sus obras ni esperan reconocimiento alguno. A esta altura puedo decir que se trata de una tendencia, a la que  los rusos suelen llamar «ZHEK» (ЖЭК).
Leer la nota completa

El ferrocarril de los niños en Nizhni Nóvgorod

En Rusia estoy entregado a la sorpresa constante, ya sea a través de pequeños detalles o de cuestiones más importantes, y me encanta.

Esta vez quiero hacer mención a un lugar más que interesante (incluso algo surrealista) que se encuentra en la ciudad de Nizhni Nóvgorod: el ferrocarril de los niños «Maxim Gorki».
Leer la nota completa

Notas más recientes   Notas anteriores