Ruso y castellano

Sección dedicada a las notas relacionadas con los idiomas ruso y castellano. El aprendizaje de los mismos y sus vueltas.

«El Dictado Total» del idioma ruso

En Rusia hay mucha gente creativa y con inquietudes que muchas veces terminan en eventos originales sobre los que a veces poco se sabe.
Uno de mis favoritos es «El Dictado Total».

Se trata del dictado masivo de un texto único para poner a prueba el conocimiento de la lengua rusa. Se lleva a cabo en forma simultánea en todo el país e incluso fuera de él (en Argentina por ejemplo) y puede asistir cualquier persona de manera libre y gratuita. En cada ciudad se designan diferentes espacios, desde bibliotecas hasta universidades, el registro es on-line y la organización bastante eficiente.

Pizarra en el Dictado Total

Texto de bienvenida en el aula

El texto de esta edición (2017) fue del autor moscovita Leonid Yuzefovich, y hacía referencia a tres ciudades rusas que son muy importantes para él: San Petersburgo, Perm y Ulan-Udé. Leer la nota completa

Rusos que estudian español

La popularidad del idioma español en Rusia es notable. Los motivos que llevan a la gente a estudiar esta lengua son por supuesto muy variados, multiplicándose además por la cantidad de países de habla hispana. He oído sobre razones típicas, y también las hay raras, pero tal vez la más llamativa sea: Natalia Oreiro. Es que, complementadas por series como «Rebelde Way», el impacto “inspiracional” que han tenido sus novelas -especialmente en las chicas- es impresionante (más sobre este tema acá). Fuera de broma, Nati hace tiempo que se ha convertido -involuntariamente- en una embajadora del castellano (sobre todo rioplatense) en Rusia.

Extracto de un libro de español para extranjeros donde,
además de chistes sobre argentinos,
cuentan que tenemos fama de engreídos.

Leer la nota completa

Aprendiendo el idioma ruso

Este apasionante idioma eslavo tiene un grado de dificultad bastante alto, así que quienes lo hablamos/estudiamos -en general- lo hacemos por un motivo particular y, honestamente, me sobran los dedos de una mano para contar la cantidad de extranjeros que he conocido que lo dominan o que al menos tienen un muy bien nivel.

Quien decide aprender ruso primero tiene que enfrentarse a un alfabeto diferente (el «cirílico»), incorporar un par de sonidos nuevos, agregar un género extra (el neutro), y prepararse para entrar en un mundo gramatical que difiere bastante del propio (esto es para los que tenemos una lengua romance como nativa, aunque aplica a los de otros grupos lingüísticos también).

Libros de ruso
Leer la nota completa